TEK-SOMORROSTRO

PATCH SYSTEM: el control de la salud de personas dependientes fuera del ambiente hospitalario

El proyecto PATCH SYSTEM ha iniciado su andadura este curso 21/22, está enfocado en la medición de diferentes parámetros fisiológicos como la temperatura, el ritmo cardiaco, la saturación de oxígeno en sangre o la frecuencia respiratoria, con un mismo dispositivo, cómodo, portable y con lecturas fiables que se puedan comparar con patrones establecidos, para poder controlar la salud de pacientes dependientes, que tengan que estar monitorizados fuera del ámbito hospitalario.

 

No es un proyecto totalmente nuevo, porque nace de una iniciativa de la UPV y la empresa BioMetriks que ya estaban trabajando en este campo, buscando una forma de hacer seguimiento fuera del ámbito hospitalario a pacientes dependientes de diferente perfil (mayores, bebés, personas con diferentes afecciones,…) que necesitan este control con una alta fiabilidad en los datos que se registren. Ahora el testigo está en las manos de Maider Romero, Iñigo San Martín, Fernando Martínez y Oscar Álvarez que han heredado un proyecto que necesita diseñar un equipo adecuado, con unas comunicaciones Wireless adecuadas y una APP que monitorice todos los datos e interprete los resultados de manera óptima.

“La función del dispositivo que buscan no es un típico smartwatch, estos no son capaces de medir ciertos parámetros y mucho menos de hacerlo con la precisión que se necesita”, comentan los cuatro integrantes del equipo. Ahora están en la fase de pensar en el diseño del equipo, el lugar del cuerpo donde colocarlo, el tratamiento de las señales eléctricas que se generen y el desarrollo de la APP. A su vez, están seleccionando los mejores sensores de cada parámetro para que las medidas obtenidas se parezcan lo más posible a las que se podrían hacer en un ambiente hospitalario.

 

El objetivo, además debe ser capaz de combinar los diferentes parámetros obtenidos y analizarlos para cada tipo de paciente y determinar si son adecuados o no, y en caso de no serlo, dar la primera señal de alarma.

 

“Este proyecto pretende servir también de alivio a los cuidadores, a esas personas que tienen que estar pendientes de sus familiares las 24 horas y a las que este equipo puede aportar mucha tranquilidad y salud emocional

 

En diciembre darán también los primeros pasos en la transferencia de conocimiento de este proyecto al resto de compañeros y a los estudiantes, y así, antes de abril pretenden diseñar diferentes retos para el alumnado en función de la especialidad. En abril les gustaría hacer las primeras pruebas de monitorización en pacientes y ver si los resultados son fiables.

 

Maider, Iñigo, Fernando y Oscar se estrenan este año en este tipo de proyectos. Todos ellos manifiestan su ilusión por poder trabajar en un proyecto como este, que además se sale del ámbito más industrial y se abre al sanitario, pero también transmiten su inquietud, su incertidumbre por saber si llegarán a obtener los resultados esperados. Desde luego trabajo e ilusión les sobra para llegar con este proyecto a buen puerto.

 

 

Leave a comment