14/05/2012 Huyendo del mundanal ruido

Como dijo el poeta: “Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido...”



Y así hemos hecho. Durante tres días (7, 8 y 9 de mayo) los de 4º de la ESO nos hemos sumergido en el verdor del norte navarro, rodeados de montañas y  prados, de bosques con inmensas hayas, de ovejas, vacas, aves rapaces…, escuchando el rumor de sus ríos, y disfrutando “a tope” de sus aguas. 

       En el Señorío de Bertiz  trepamos por sus árboles, descendimos en canoas por el río Bidasoa, hicimos rafting en el río Errobi (Bidarrain), vimos las cuevas de Zugarramurdi, caminamos hasta Urdax, visitamos el pueblo de Elizondo, donde se hallaba nuestro albergue, hicimos una agradable parada en Sanpere a la vuelta…



         En definitiva, hemos disfrutado muchísimo de esta escapada a la naturaleza navarra y, sobre todo, de la buena armonía que se ha creado entre todos.